external image sentidos.jpg

Receptores
Los receptores son estructuras de naturaleza nerviosa especializados en captar o recibir ciertas informaciones que se producen en el medio, haciendo llegar la información, por medio de los nervios sensitivos, a los centros nerviosos para producir las sensaciones (visual, táctil, dolorosa, sonora, gustativa, olfativa, térmica, entre otros).

Los receptores pueden estar formados por una o varias células especializadas.

Dependiendo de la procedencia del estímulo que capten pueden ser:

·
Exterorreceptores. Son aquellos que captan información proveniente del medio externo del animal.

·
Interorreceptores. Son sensibles a informaciones del interior del organismo. A su vez se puede clasificar en:

- Propiorreceptores.
Informan sobre la postura, la tensión muscular, etc. Se encuentran distribuidos en los músculos, tendones y articulaciones.

- Viscerorreceptores.
Informan de la actividad visceral y los cambios en el medio interno, por ejemplo, variaciones de temperatura. Se localizan diseminados por todo el organismo.

En función del estímulo al que son sensibles, se diferencian:


·
Quimiorreceptores. Son sensibles a estímulos de naturaleza química. Por ejemplo, receptores olfativos y gustativos.

-
Los receptores gustativos tienen umbrales relativamente altos y responden a agentes químicos disueltos procedentes de una fuente próxima o que contactan directamente con la estructura receptora. Normalmente juegan un papel en el comportamiento alimenticio.

-
Los receptores olfativos son más sensibles y específicos que los quimiorreceptores gustativos y están adaptados a responder a agentes químicos externos procedentes de una fuente distante.

·
Termorreceptores. Informan sobre variaciones de temperatura. Por ejemplo, los corpúsculos de Krause y los de Ruffini de la piel de vertebrados.

-
Los corpúsculos de Krause están presentes en la superficie de la dermis y son sensibles al frío, se ubican en especial en la lengua y los órganos sexuales. Son dendritas ramificadas y encapsuladas.

-
Los corpúsculos de Ruffini son sensibles al calor, poco numerosos, alargados y más profundos que los de Krause.

·
Fotorreceptores. Detectan estímulos luminosos. Por ejemplo, receptores de la visión. Se encuentran en la retina, y a través de ellos se puede obtener la información acerca del volumen, tamaño, la forma, el color y el movimiento de los objetos.

·
Mecanorreceptores. Son sensibles a estímulos mecánicos tales como variaciones de presión, roces, sonidos, etc. Por ejemplo, receptores del tacto y la audición.

Cada receptor es sensible únicamente a un estímulo determinado, mientras que no es capaz de percibir otros tipos de estímulos.