external image 01+Dibujo+DE+LOS+SENTIDOS.bmp


Los Sentidos

Indice:

El Oido
El Gusto
El Tacto
El Olfato
La Vista

Intruduccion:


En el siguiente trabajo hablaremos sobre los distintos sentidos que afectan a los seres humanos y animales, y la función de cada uno de ellos.
El principal objetivo de éste es informar acerca del funcionamiento de los órganos sensoriales, y a partir de eso, diferenciar sus usos y las enfermedades que se pueden ocasionar en torno a los mismos.
Hasta el momento sabemos que poseemos cinco sentidos: el olfato, la vista, el gusto, el tacto y el oido (Y EL SEXTO SENTIDO). Cada uno de ellos cumple una función diferente, aunque en ciertos casos, están conectados.
El tacto nos permite sentir la textura de las cosas, si están fríos o calientes; el olfato nos permite percibir el aroma, y el gusto el sabor de las comidas. La vista nos deja ver todo lo que nos rodea y el oído, captar ondas sonoras para que podamos escucharlas. Esto es lo que vamos a ampliar en la realización de este trabajo.

Cuestionario Previo:


Crees en la existencia del sexto sentido?
Cuantas funciones crees que puede tener cada organo sensorial?
Donde esta localizado cada organo sensorial?

Desarrollo:


Los cinco sentidos son: el oído, la vista, el olfato, el gusto y el tacto.
Recibimos la informacion de los sentidos gracias a los receptores sensoriales. Son células especializadas en la captación de estímulos, que representan la vía de entrada de la información en el sistema nervioso de un organismo.
Los receptores pueden ser:
  • Exteroreceptores: los ojos y los oídos. Reciben estímulos externos como los cambios en el ambiente.
  • Visceroreceptores o interoceptores: se localizan en el interior del cuerpo y son estimulados por actividades que se realizan en las vísceras.
  • Propioreceptores: se ubican en músculos, tendones, articulaciones y oído interno. Reciben estímulos procedentes de músculos y zonas adyacentes, como articulaciones.
Los receptores sensoriales se pueden clasificar en:
  • Quimiorreceptores: cuando la fuente de información son las sustancias químicas. Ejemplo: gusto y olfato.
  • Mecanorreceptores: cuando la fuente de información proviene de tipo mecánico. Ejemplo: contacto, no contacto, vibraciones, texturas. Existen mecanorreceptores especializados, por ejemplo los estatorreceptores que informan sobre la posición del equilibrio, y los fonorreceptores, que perciben las ondas sonoras.
  • Termorreceptores: son los que perciben el frío o el calor.
  • Fotorreceptores: se especializan en recibir la energía electromagnética.



Curiosidades:


La Vista:
  • El camaleón permanece inmóvil mientras acecha a los insectos. Sus grandes ojos saltones pueden girar y hasta ver en dos direcciones a la vez.
  • El ojo de la libélula tiene 30.000 partes. Cada una es como un ojo diminuto, que le permite ver varias imágenes a alta velocidad para detectar presas rápidas.
  • Las aves de presa, como este halcón peregrino, pueden ver a largas distancias. Sus ojos son capaces de ver un ratoncito desde una gran altura.
  • Muchas arañas tiene ocho ojos, pero para ver usan dos grandes que tienen al frente. Los ojos pequeños detectan cualquier movimiento.

El Oido:
  • Hay orejas de todos los tamaños. Las del elefante africano son las más grandes: miden hasta dos metros de largo.
  • Las largas orejas del conejo le permiten oír el más ligero sonido que signifique peligro. Puede girarlas para detectar sonidos de varias direcciones.
  • Los elefantes oyen sonidos lejanos que a nosotros se nos escapan. Pueden oír la profunda llamada de otro elefante a kilómetros de distancia.
  • Ciertos insectos tienen oídos en lugares insólitos. Los grillos los tienen en las patas delanteras. El saltamontes los tiene a los lados del cuerpo.

El Equilibrio:
  • Cuando te mareas al viajar en barco. Tus oídos le dicen al cerebro que te estás moviendo, pero tus ojos indican lo contario.
  • Si das vueltas y te detienes de pronto, tus oídos no alcanzan a enviar al mensaje al cerebro. Es lo que sientes cuando te mareas.
  • Los gimnastas no se marean porque repiten sus movimientos una y otra vez, acostumbrado al cerebro a esas señales.

El Gusto:
  • Tigres y gatos domésticos tienen lenguas sensibles. Reconocen diferentes sabores en el agua que beben.
  • El pez gato es como una lengua nadadora: En su cuerpo hay papilas que le ayudan a encontrar su alimento. También con sus bigotes, llamadas barbas, prueba la comida.

El Tacto:
  • Los animales también sienten con la piel, pero algunos sienten de otra manera. Menos tienen bigotes muy sensibles que les ayudan a reconocer su entorno.
  • La punta de la trompa del elefante es la parte más sensible de su cuerpo. Con ella hace muchas cosas: Desde golpear a sus crías hasta levantar una hoja.
  • La araña aguarda en su tela a su presa. Los pelos que tiene en las patas sienten el más leve movimiento.

El Olfato:
  • Los osos tienen un olfato muy fino para hallar la comida. Un oso polar huele a su presa a 20 Km de distancia.
  • Los topos viven bajo tierra, donde está tan oscuro que los ojos no les sirven de mucho. El topo se orienta mediante el olfato y el tacto.
  • El ciervo deja de comer pasto de vez en cuando para levantar la cabeza y olfatear un posible peligro.
  • El zorro usa el olor para protegerse. Si un enemigo se acerca, le lanza un chorro muy oloroso desde un aparte cercana a su cola, como advertencia.
  • Cuando un gato restriega sus mejillas contra algo está dejando un mensaje aromático.